Que los secuestradores liberen a las víctimas en Siria

(RV).- Después de la oración mariana del Ángelus con los peregrinos, en la Plaza de San Pedro, el Santo Padre, apeló a la  humanidad en conflictos que asolan el planeta, como el de Siria, y animó todos los pasos realizados hacia la reconciliación y la paz en América Latina, como un signo de esperanza.

En relación a ésto, el Cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá y Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, habló de la actual situación de su país durante una rueda de prensa en la sede del Episcopado. El Cardenal expresó la satisfacción de los obispos colombianos por los avances que se han dado en los diálogos de paz entre el Gobierno y la guerrilla de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

(MZ – RV)

Texto del llamamiento del Papa.

Queridos hermanos y hermanas :

Mi preocupación sigue siendo viva y sufrida por la persistencia del conflicto que desde hace más de dos años inflama Siria y golpea en especial a la población inerme, que aspira a una paz en la justicia y el entendimiento. Esta atormentada situación de guerra conlleva consecuencias trágicas : muerte, destrucción, ingentes daños económicos y ambientales, así como el flagelo de los secuestros de personas. Al deplorar estos hechos, deseo asegurar mi oración y solidaridad por los secuestrados y sus familias, hago un llamamiento a la humanidad por la liberación de las víctimas. Recemos siempre por nuestra amada Siria.

En el mundo hay tantas situaciones de conflicto, pero también hay tantos signos de esperanza. Quisiera alentar los recientes pasos cumplidos en varios países de América Latina hacia la reconciliación y la paz. Acompañémoslos con nuestra oración.

La paz busca promover la reconciliación en países en los que se derrama todavía tanta sangre fraterna en guerras que son siempre una locura. Todo se pierde con la guerra, todo se gana con la paz. Pido una oración, recemos todos juntos ahora, en silencio, en nuestro corazón.

jesuita Guillermo Ortiz – RV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *