La gracia del arrepentimiento

La confesión(RV).- En su homilía de la Misa celebrada esta mañana en la Casa de Santa Marta, el Papa se centró en el sacramento de la reconciliación.

Para muchos creyentes adultos confesarse ante el sacerdote es un esfuerzo insostenible, que induce con frecuencia una pena tal que transforma un momento de verdad en un ejercicio de ficción por vía de la justificación.

San Pablo, en su Carta a los Romanos – comentó el Santo Padre – admite públicamente ante la comunidad que cuando quiere hacer el bien, el mal está junto a él, y observó que esto sucede en la vida de la fe. Esta es la lucha de los cristianos todos los días, es una realidad, que nos hace esclavos, y tenemos necesidad de liberación interior que con la gracia del arrepentimiento  nos permite obtener la salvación del Señor. La confesión hecha con humildad y concreción es lo que la Iglesia pide, recordó el Obispo de Roma, y citó también la invitación de Santiago, “confiesen entre ustedes”, para dar gloria a Dios y reconocer que “es Cristo quien nos salva”.

La tendencia es esconder la realidad de las propias miserias ante la presencia de Dios. Pero, pensemos en Pedro, cuando, después del milagro de Jesús en el lago dice : “Pero, Señor, aléjate de mí, yo soy pecador”. Se avergüenza ante la santidad de Jesucristo.

Por esta razón, se necesita honradez – dijo el sumo pontífice – la capacidad de reconocer las propias equivocaciones, que en su sinceridad y sencillez demuestra honestidad.

(María Fernanda Bernasconi – RV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *