Comunicado del episcopado dominicano

(RV).- La 52ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Dominicana (CED), que concluyó el pasado 4 de julio, frente al clima de inseguridad, violencia creciente y el flagelo del narcotráfico o el sicariato que sigue minando la sociedad, exhorta a luchar sin desmayo por la paz social, el respeto de la dignidad humana, su naturaleza y el medio ambiente, unidos en el combate para mantener viva la esperanza de un futuro mejor.

Durante los días de la Asamblea, que como es tradicional comenzó el 29 de junio, en la festividad de Pedro y Pablo, con la eucaristía y una jornada de retiro espiritual, se trataron diversos temas y se llevaron a cabo diálogos con los representantes de la Unión Nacional de Escuelas Católicas, para reflexionar sobre la situación actual de las centros educativos, y con el ministro de Salud Pública, sobre las enfermedades contagiosas y epidémicas. Asimismo, se presentó un informe pastoral y programa de alfabetización.

En adhesión al magisterio pontificio y a las directrices de la Santa Sede, se suma la convicción de asumir el llamado a la conversión y diálogo con la elección de nuevos responsables para los diferentes servicios y la reestructuración del organigrama de la CED. Y concluye el comunicado con la advocación de Nuestra Señora de Altagracia, para que proteja y asista los esfuerzos por construir una sociedad más humana de modo que sea posible consolidar la paz en la República Dominicana.

(CdM – RV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *