16 enero 2011, 12:50

Informe PIPS 2010 sobre la guerrilla talibán pakistaní

Un informe del Instituto de Estudios para la Paz en Pakistán (Pak Institute for Peace Studies – PIPS) que pronto se publicará dice que el número de incidentes de violencia y terrorismo en Pakistán se redujo en un 11 % en 2010 en comparación con el año anterior.

El número de atentados suicidas se redujo en un 22 % a un total de 68 en 2010, en comparación con 87 en 2009.

Un total de 2.113 ataques de militantes, insurgentes y sectarios se registraron en todo el país en 2010, matando a 2.913 personas.

Solamente en un total de 93 incidentes terroristas de militantes registrados en 2010 murieron 233 personas. En un ataque de alto perfil en noviembre, cuando empezaron las protestas por el caso de Asia Bibi, un atentado con coche bomba suicida talibán, provocó el mayor saldo en vidas humanas, 18 personas murieron y 100 resultaron heridas.

La violencia en Karachi se disparó un 288 por ciento, que es donde se han producido gran parte de las muertes en lo que llevamos de 2011, y lo que define la tendencia de que Pakistán se encuentra sumido ya en el presente año en uno de sus episodios más graves.

En relación a las operaciones selectivas con aviación sin tripulación contra los talibanes en el noroeste del país y la frontera afgana, durante 2010 y por parte de las fuerzas conjuntas de la OTAN y EE.UU. se han incrementado a más de un centenar de intervenciones y las últimas semanas apuntan hacia un aumento en la frecuencia de vuelos.

Las conclusiones del informe del PIPS indican que la guerrilla talibán pakistaní persigue implantar un régimen islámico en el país utilizando como medio la guerra civil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *