3 septiembre 2007, 22:10

Carta del Papa a los fieles de la Iglesia Católica en China 
lunes, 03 de septiembre de 2007, 21:59:23 | FPC. 

Ciudad del Vaticano, 30 jun 2007 (VIS).- La carta de Benedicto XVI a los obispos, a los presbíteros, a las personas consagradas y a los fieles laicos de la Iglesia católica en la República Popular China está fechada el 27 de mayo, solemnidad de Pentecostés. Consta de dos partes, tituladas: "Situación de la Iglesia. Aspectos teológicos" y "Orientaciones para la vida pastoral" y una conclusión. Ha sido publicada en chino, francés, inglés e italiano.

El Santo Padre señala al principio cuál es el objetivo del documento: "Sin pretender tratar cada uno de los complejos problemas que conocéis bien, con esta Carta quisiera ofrecer algunas orientaciones sobre la vida de la Iglesia y la obra de la evangelización en China, para ayudaros a descubrir aquello que quiere de vosotros el Señor y Maestro, Jesucristo, "la clave, el centro y el fin de toda la historia humana".

A los fieles católicos chinos – que según las estadísticas, en 2007 son entre 8 y 12 millones -, el Papa manifiesta "vivo reconocimiento al Señor por el sufrido testimonio de fidelidad, ofrecido por la comunidad católica de China en circunstancias verdaderamente difíciles. Al mismo tiempo siento, como un íntimo e irrenunciable deber y como expresión de mi amor de padre, la urgencia de confirmar en la fe a los católicos chinos y de favorecer su unidad con los medios que son propios de la Iglesia".

La Santa Sede, continúa, "desea la apertura de un espacio de diálogo con las autoridades de la República Popular China, de modo que una vez superadas las incomprensiones del pasado, se pueda trabajar juntos por el bien del pueblo chino y por la paz en el mundo".

"Soy consciente – escribe – de que la normalización de las relaciones con la República Popular China exige tiempo y presupone la buena voluntad de ambas partes. La Santa Sede, por su parte, está siempre abierta a los acuerdos, que son necesarios para superar el difícil momento presente".

Benedicto XVI afirma que las autoridades civiles son conscientes de que la Iglesia "invita a los fieles a ser buenos ciudadanos, colaboradores respetuosos y activos del bien común en sus países, pero también es evidente que exige al Estado que garantice a los mismos ciudadanos católicos el pleno ejercicio de su fe, en el respeto de una auténtica libertad religiosa".

Refiriéndose a la comunión entre las Iglesias particulares y la Iglesia universal, el Papa subraya que "en la Iglesia católica que está en China se hace presente la Iglesia universal, la Iglesia de Cristo. (…) Toda la Iglesia que está en China está llamada a vivir y a manifestar esta unidad en una espiritualidad de comunión más rica, que teniendo en cuenta las complejas situaciones concretas en las que se halla la comunidad católica, crezca también en una armónica comunión jerárquica".

Tras poner de relieve que los católicos chinos son conscientes de los problemas que deben afrontar "para superar – en su interior y en sus relaciones con la sociedad civil china – tensiones, divisiones y recriminaciones", el Santo Padre afirma que "una autentica comunión no se expresa sin un arduo esfuerzo de reconciliación. En efecto, la purificación de la memoria, el perdón, el olvido de los daños sufridos (…) son pasos urgentes que hay que realizar para que crezca y se manifiesten los lazos de comunión entre los fieles y los pastores de la Iglesia en China".

Afrontando el capítulo concerniente a las relaciones entre las comunidades eclesiales y los organismos estatales, Benedicto XVI escribe que "la pretensión de algunos organismos, queridos por el Estado y extraños a la estructura de la Iglesia, de controlar a los obispos y de guiar la vida de la comunidad eclesial, no corresponde a la doctrina católica, según la cual la Iglesia es "apostólica", por su "origen", siendo construida sobre el fundamento de los Apóstoles".

El Santo Padre hace hincapié en que "la debida y valiente salvaguardia del depósito de la fe y de la comunión sacramental y jerárquica no se opone, de por sí, al diálogo con las autoridades sobre aquellos aspectos de la vida de la comunidad eclesial que recaen en el ámbito civil".

Por lo que concierne al episcopado chino – el 60% de los más de 100 obispos superan los 80 años -, el Papa señala que "no se puede olvidar que muchos de sus miembros han sufrido la persecución y se les ha impedido el ejercicio de su ministerio, y algunos de ellos han hecho fecunda a la Iglesia con la efusión de la propia sangre".

El Papa da gracias a Dios por "la presencia constante y sufrida de obispos, que han recibido la ordenación episcopal en conformidad con la tradición católica, es decir en comunión con el Obispo de Roma, Sucesor de Pedro, y por mano de obispos, válida y legítimamente ordenados, según el rito de la Iglesia católica".

Algunos de ellos, continúa, "se han visto obligados a hacerse consagrar clandestinamente. La clandestinidad no entra en la normalidad de la vida de la Iglesia. (…) Por este motivo, la Santa Sede desea que estos legítimos pastores puedan ser reconocidos como tales por las Autoridades gubernativas, también a efectos civiles – en cuanto que son necesarios – y que todos los fieles puedan expresar libremente la propia fe en el contexto social en el que viven".

"Otros pastores, en cambio, presionados por circunstancias particulares, han consentido recibir la ordenación episcopal sin el mandato pontificio, pero han pedido en seguida poder ser acogidos en la comunión con el Sucesor de Pedro y con los otros hermanos en el episcopado. El Papa, (…) les ha concedido el pleno y legítimo ejercicio de la jurisdicción episcopal".

El Santo Padre recuerda que también hay algunos obispos, pocos, "que han sido ordenados sin el mandato pontificio y no han pedido, o no han obtenido aún, la necesaria legitimación. Según la doctrina de la Iglesia católica deben ser considerados ilegítimos", pero si han sido válidamente ordenados, "pese a no estar en comunión con el Papa, ejercen válidamente su ministerio". (…). ¡Qué gran riqueza espiritual para la Iglesia en China si, en presencia de las necesarias condiciones, también estos pastores se incorporaran a la comunión con el Sucesor de Pedro y con todo el episcopado católico!".

Por lo que se refiere al nombramiento de los obispos, Benedicto XVI subraya que su designación por parte del Papa "es garantía de la unidad de la Iglesia y de la comunión jerárquica". En este contexto manifiesta el deseo de que "se encuentre un acuerdo con el Gobierno para resolver algunas cuestiones referentes a la elección de los candidatos al episcopado, a la publicación del nombramiento de los obispos y al reconocimiento – a efectos civiles en cuanto que son necesarios – del nuevo obispo por parte de las autoridades civiles".

En la segunda parte de la carta, "Orientaciones para la vida pastoral", el Papa ofrece una serie de indicaciones para la concelebración eucarística e invita a crear los organismos diocesanos previstos por las normas canónicas. También se refiere a la necesidad de una "adecuada formación permanente del clero" y de "una mayor atención en el discernimiento vocacional". Dirigiéndose en concreto a los laicos, escribe: "Estáis llamados, aún hoy, a encarnar el Evangelio en vuestra vida y a dar testimonio, mediante un servicio generoso y eficaz, por el bien del pueblo y por el desarrollo del país". Y añade: "Como el futuro de la humanidad pasa a través de la familia, considero indispensable y urgente que los laicos promuevan sus valores y tutelen sus exigencias".

El Papa revoca todas las facultades y directrices de carácter pastoral que en años pasados fueron concedidas por la Santa Sede a la Iglesia en China, precisando que las nuevas circunstancias y las mayores posibilidades de comunicación existentes hoy día permiten a los católicos seguir las normas canónicas generales.

La carta concluye con el anuncio de una Jornada de Oración por la Iglesia en China, que se celebrará a partir de ahora, el 24 de mayo, memoria litúrgica de la Santa María, Auxilio de los Cristianos. "Deseo que esta fecha sea para vosotros una jornada de oración por la Iglesia en China. Os exhorto a celebrarla renovando vuestra comunión de fe en Jesús Nuestro Señor y de fidelidad al Papa, orando para que la unidad entre vosotros sea cada vez más profunda y visible".

BXVI-CARTA/…/CATOLICOS CHINA – VIS 070702 (1340)

Nota explicativa sobre la carta a los católicos chinos.

Ciudad del Vaticano, 30 jun 2007 (VIS).- Con motivo de la "Carta a los obispos, a los presbíteros, a las personas consagradas y a los fieles laicos de la Iglesia católica en la República Popular China", la Oficina de Prensa de la Santa Sede ha hecho pública una nota explicativa sobre la Iglesia en China en los últimos 50 años.

"La comunidad católica en China ha vivido intensamente estos últimos 50 años, afrontando un camino difícil y doloroso, que no sólo la ha marcado profundamente sino que también la ha llevado a asumir rasgos peculiares que todavía la caracterizan hoy en día".

"La comunidad católica sufrió una primera persecución en los años cincuenta con la expulsión de los obispos y misioneros extranjeros, la encarcelación de casi todos los eclesiásticos chinos y de los responsables de los diversos movimientos laicales, el cierre de las iglesias y el aislamiento de los fieles. Al final de los años cincuenta se crearon organismos estatales como la Oficina para los Asuntos Religiosos y la Asociación Patriótica de los Católicos Chinos, con el fin de guiar y "controlar" todas las actividades religiosas. En 1958 tuvieron lugar las dos primeras ordenaciones episcopales sin el mandato papal, dando inicio a una larga serie de gestos que hieren profundamente la comunión eclesial.

"En el decenio 1966-1976, la Revolución Cultural, que tuvo lugar en todo el país, afectó violentamente a la comunidad católica, alcanzando también a aquellos obispos, sacerdotes y fieles laicos que se habían mostrado más disponibles hacia las nuevas orientaciones impuestas por las Autoridades gubernamentales.

"En los años ochenta, con las aperturas promovidas por Deng Xiaoping, comenzó un periodo de tolerancia religiosa con algunas posibilidades de movimiento y de diálogo, que permitieron la reapertura de iglesias, de seminarios y de casas religiosas y un nuevo inicio de la vida comunitaria. Las informaciones que provenían de las comunidades eclesiales chinas confirmaban que, una vez más, la sangre de los mártires había sido semilla de nuevos cristianos: la fe había permanecido viva en las comunidades, la mayoría de los católicos había dado un testimonio ferviente de fidelidad a Cristo y a la Iglesia, las familias habían sido en su interior el fulcro de la transmisión de la fe. Sin embargo, en el nuevo clima no faltaron reacciones diferenciadas en el seno de la comunidad católica".

"Analizando atentamente la situación de la Iglesia en China, Benedicto XVI es consciente de que la comunidad sufre en su interior una situación de fuertes contrastes en los que están implicados fieles y pastores, pero pone de relieve que esa situación dolorosa no ha sido provocada por posiciones doctrinales, sino que es fruto del "papel significativo que han desempeñado organismos que han sido impuestos como responsables principales de la vida de la comunidad católica". Se trata de organismos cuyas finalidades declaradas, y en concreto la de llevar a efecto los principios de independencia, autogobierno y autogestión de la Iglesia, no son conciliables con la doctrina católica. Esta interferencia ha dado lugar a situaciones verdaderamente preocupantes. Es más, los obispos y los sacerdotes se han visto muy controlados y coartados en el ejercicio de su oficio pastoral".

"En los años noventa, desde varias partes y siempre más frecuentemente, obispos y sacerdotes se dirigieron a la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y a la Secretaría de Estado para poder recibir de la Santa Sede indicaciones precisas sobre la conducta a seguir en algunos problemas de la vida eclesial en China. Muchos preguntaban qué actitud adoptar ante el Gobierno y los organismos estatales puestos al frente de la vida de la Iglesia. Otras peticiones se referían a problemas estrictamente sacramentales como la posibilidad de concelebrar con obispos que habían sido ordenados sin el mandato pontificio o de recibir los sacramentos de sacerdotes ordenados por esos obispos. Por último, algunos sectores de la comunidad católica se encontraban desorientados ante la legitimación de numerosos obispos que habían sido consagrados ilícitamente".

"Durante aquellos años, el Papa Juan Pablo II se dirigió varias veces con mensajes y llamamientos a la Iglesia en China, invitando a todos los católicos a la unidad y a la reconciliación. Las intervenciones del Santo Padre fueron bien acogidas, creando una pasión por la unidad, pero las tensiones con las autoridades y dentro de la comunidad católica, por desgracia, no han disminuido.

Por lo que concierne al camino histórico de la Carta pontificia, "los problemas que afectan a la vida de la Iglesia en China durante estos últimos años, fueron analizadas amplia y atentamente por una Comisión restringida, establecida con este fin y compuesta por algunos expertos y por aquellos que en la Curia Romana siguen la situación de la comunidad católica en China".

"Cuando el Papa Benedicto XVI decidió convocar para los días 19 y 20 de enero de 2007 una reunión en la que participarían también varios eclesiásticos chinos, la mencionada Comisión se encargó de preparar un documento con el fin de favorecer la discusión sobre los diversos puntos, recoger indicaciones prácticas de los participantes y presentar algunas posibles orientaciones teológico-pastorales para la comunidad católica en China. Su Santidad, que participó en la última sesión de la reunión, decidió, entre otras cosas, dirigir una carta suya a los Obispos, a los presbíteros, a las personas consagradas y a los fieles laicos".

OP/NOTA:CARTA CATOLICOS CHINOS/… – VIS 070702 (890)

Otros artículos.

Ordenación episcopal ilegítima en China del sacerdote John Wang Renlei, que tuvo lugar el 30 noviembre 2006 en Xuzhou, provincia de Jiangsu (China continental).



Notas de prensa 2013-15
 
El servicio de información católica para hispanoamérica bajo licencia Creative Commons y en calidad de Media Partner con autorización de Aleteia Italia SRL (Vía del Mascherino, 46 – Roma) publica sus noticias de varios medios de comunicación de la Santa Sede.

31 de marzo al 6 de abril 2015
Previsiones de la semana. (RV).- El martes 31 de marzo, en la Sala Marconi de Radio Vaticano, a las 16 h. tendrá lugar una rueda de prensa para la presentación del libro titulado “Corresponsabilidad y …

Roma celebra una vigilia internacional dedicada a la vida
(RV).- El próximo martes 24 de marzo se llevará a cabo en la Basílica de Santa María la Mayor una vigilia internacional dedicada a la vida, organizada por el Consejo Pontificio para la Familia con mot …

Foro de la Penitenciaría Apostólica
Ciudad del Vaticano, 12 marzo 2015 (VIS).- Los sacramentos, como sabemos, son la manera con la que Dios se aproxima y sale a nuestro encuentro. Son las palabras que el Papa ha dirigido esta mañana en …

3 al 9 de febrero 2015
Previsiones de la semana. (RV).- El martes 3 de febrero se presentará en la Sala de Prensa de la Santa Sede la Primera Jornada internacional de oración y reflexión contra la trata de personas que se c …

Exhortación del Santo Padre a los fieles cubanos
(RV).- Ante la festividad de la natividad de María Santísima, y también de la Virgen Mambisa o de la Caridad del Cobre en Cuba, el próximo 8 de septiembre, de la que se inauguró un monumento en los ja …

El Papa se despide de los santos lugares
Ciudad del Vaticano, 26 mayo 2014 (VIS).- Después del almuerzo en el refectorio del convento de San Salvador con los Franciscanos, bendijo el tabernáculo de la capilla del Centro construido por los Le …

El coro del Papa en Moscú
Ciudad del Vaticano, 22 mayo 2014 (VIS).- La Capilla Musical Pontificia Sixtina, llamada “el coro del Papa“, estará en Moscú los días 25, 26 y 27 de mayo. La iniciativa forma parte de un proyecto ecum …

FORMULARIO DE CONTACTO

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje

Confirmar (requerido)


Otros titulares 2006-13
 
Una breve selección y recopilación de los acontecimientos más importantes que periódicamente se suceden en relación con la Ciudad del Vaticano, el Santo Padre u otros estamentos de la Iglesia en la sociedad.

8 mayo 2013, 6:45
Informe de la CNE – Comisión Nacional de Energía en España. Las subvenciones y primas a las energías no renovables son las que explican el déficit tarifario generado. El informe sobre los resultados d …

19 octubre 2012, 20:25
La Biblia en el consejo psicológico. María Jesús Torres Menéndez. Licenciada en Psicología Clínica y Máster en Psicología Deportiva con ejercicio profesional desde 1992. Gijón (Asturias). España. Acer …

17 octubre 2011, 5:45
Las políticas públicas en España La injusticia social en el programa electoral socialista español. El candidato del PSOE – Partido Socialista Obrero Español ha asegurado que en cuanto llegue al poder …

28 junio 2011, 22:45
COP-15 : Un ejemplo más de abuso de poder contra pacifistas Activistas de Greenpeace juzgados en Dinamarca como presuntos ecoterroristas. El caso judicial se remonta al 17 de diciembre del 2009, porqu …

31 marzo 2011, 16:20
Informe técnico Proyecto de instalación de colectores de placa plana (c.p.p.) para la producción de agua caliente sanitaria (a.c.s.) en viviendas unifamiliares adosadas. Resumen del informe para la ob …

21 enero 2011, 21:45
El Pakistán de Ali Jinnah y la liberación de Asia Bibi Las minorías religiosas deben ser protegidas a toda costa, este es el mensaje del presidente Asif Ali Zardari de acuerdo con la visión de Quaid A …

10 noviembre 2009, 12:42
Centro Televisivo Vaticano CTV núm. 303  Papa, con personas honestas la sociedad progresa  La tarea de los estados es la promoción del bien común y el progreso humano y social de las personas que los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *