Notas de Prensa
Avisos

La Cuaresma es tiempo de lucha espiritual contra el mal

Ciudad del Vaticano, 22 de febrero 2015 (VIS).- La Cuaresma, el tiempo litúrgico que se refiere a los cuarenta días transcurridos por Jesús en el desierto, después del bautismo en el río Jordán, fue el argumento de la reflexión dominical del Papa antes de rezar el Ángelus con los fieles reunidos en la Plaza de San Pedro.

El Santo Padre explicó que durante aquellos días de soledad en que Cristo se preparó para anunciar el Reino de Dios, enfrentó a Satanás, desenmascaró sus tentaciones y lo venció. De este modo, la iglesia nos hace recordar ese misterio, y explicando su significado nos da la perspectiva y sentido, es decir, la lucha contra el espíritu del mal. Asimismo, tenemos la mirada puesta en la Pascua, que es la victoria definitiva del Señor contra el pecado o la muerte.

Por esto es importante conocer las Sagradas Escrituras, porque de otra manera no sabemos responder a las insidias del maligno, debemos decir que no a la mundanidad, o a los falsos ídolos, tomando decisiones valientes conformes al Evangelio, reforzando nuestra solidaridad y compromiso, todo lo cual nos llevará a ser cada vez más conscientes de cuanto el espíritu santo, recibido en el bautismo, obra en nosotros.

El sumo pontífice acabó su reflexión confiando a la Virgen la semana de Ejercicios Espirituales que iniciará esta tarde, en la cual tomarán parte sus colaboradores de la Curia Romana. Y después de rezar el Ángelus, obsequió a los presentes con un texto que lleva por título ”Custodia el corazón” que recoge algunas enseñanzas o contenidos esenciales de la fe, como por ejemplo los siete sacramentos, los dones y virtudes, los diez mandamientos, las obras de misericordia, etc …

6496 vistas total 92 vistas hoy

© InfoCath.com

Francisco I se reúne con Angela Merkel

(RV).- El Santo Padre recibió la mañana del sábado en audiencia a Angela Merkel, Canciller Federal de Alemania que posteriormente se encontró con el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, y al arzobispo Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados. 

Durante los coloquios, que han transcurrido en un clima de cordialidad, se prestó una atención especial a algunos temas de carácter internacional, en particular a la lucha contra la pobreza, el hambre y la explotación de los seres humanos, así como en favor de los derechos humanos, los desafíos de la salud en el mundo y la defensa del medio ambiente.

Tambíen se habló de la libertad religiosa, mencionando la importancia de los valores espirituales en la cohesión social. Por último, se trató de la situación en Europa, subrayando en particular el compromiso para lograr una solución pacífica en el conflicto de Ucrania.

(RC – RV)

8283 vistas total 94 vistas hoy

© InfoCath.com

Audiencia papal con diocesanos de Cassano

Ciudad del Vaticano, 21 de febrero 2015 (VIS).- El Papa recibió esta mañana en el Aula Pablo VI a más de siete mil personas procedentes de la diócesis italiana de Cassano, situada en la región de Calabria, una tierra que Francisco I visitó el año pasado en junio, cuya iglesia acoge ritos y tradiciones diversas.

El Santo Padre saludó a los representantes de las diversas asociaciones que en esos lugares se ocupan de las personas con problemas de dependencia, a través de centros y hogares como la comunidad de Emmanuel, recordando su encuentro con los detenidos del penitenciario de Castrovillari, los enfermos y el pueblo, en la llanura de Síbaris.

En sus palabras hizo una reflexión afirmando que no se puede ser cristianos y al mismo tiempo atentar contra la dignidad de las personas, porque los que pertenecen a nuestras comunidades no pueden justificar los actos de violencia. La religiosidad debe ir acompañada de una conversión real y pública para considerarse en comunión con Cristo, lo que se contradice con la maldad y arrogancia típica de los criminales, que hacen de la ilegalidad su estilo de vida. Por tanto, los que han elegido el camino del mal y están afiliados a organizaciones de la mafia no pueden pertenecer a la iglesia.

A continuación, señaló que es necesario el compromiso valiente de todos, empezando por las instituciones, sin detenerse frente a aquellos que por mero interés mezquino y personal, siembran el egoísmo o la injusticia. Nuestro tiempo tiene necesidad de esperanza, y para ello, hay que dar signos concretos de solidaridad a los que viven la experiencia del dolor y sufrimiento, ante la desesperación de muchos jóvenes y sus familias, o las nuevas formas de pobreza, debemos oponernos a la cultura de la muerte y ser testigos del evangelio de la vida.

6548 vistas total 93 vistas hoy

© InfoCath.com