Pésame por las victimas del avión accidentado en Mali

 
 

Ciudad del Vaticano, 25 julio 2014 (VIS).- El cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, en nombre del Santo Padre, ha enviado un telegrama al arzobispo Ghaleb Moussa Abdalla Bader de Argel, con motivo del grave accidente de un avión de la compañía Air Algerie, que ayer, 24 de julio se estrelló en Mali causando numerosas víctimas.

Su Santidad se ha unido con su oración al dolor de quienes han perdido a sus familiares, y les transmite su más sentido pésame, asegurando su cercanía en este difícil momento, y pidiendo a Dios su consuelo para todas las personas afectadas por esta tragedia.

InfoCath.com

 

El Papa recibe a Meriam Yahia de Sudán

 
 

Ciudad del Vaticano, 25 julio 2014 (VIS).- Francisco I recibió ayer en la Casa de Santa Marta a Meriam Yahia Ibrahim Ishag, una cristiana sudanesa que había sido condenada a muerte por apostasía, encarcelada y puesta posteriormente en libertad con la ayuda de la comunidad internacional.

La acompañaban su marido Daniel Wani y sus dos hijos, Martin de un año y medio, y Maya, que nació en la cárcel hace dos meses. También estaba presente el viceministro de exteriores de Italia, Lapo Pistelli, que se desplazó a Sudán el pasado miércoles para completar la negociación y traerla a Italia desde donde se trasladará a Estados Unidos.

El encuentro duró alrededor de media hora y se desarrolló de forma serena. El Papa daba las gracias por su valiente testimonio de constancia en la fe, a su vez que ella le agradeció el apoyo y consuelo recibidos. La conversación transcurrió con la ayuda, como intérprete, del secretario del sumo pontífice, Monseñor Yohannis Gaid. Asimismo, el Santo Padre saludó también al personal italiano que les acompañaba durante su estancia en el país.

Su Santidad también aprovechó esta ocasión para hacer un llamamiento por quienes sufren a causa de su fe, y en particular, los cristianos que padecen persecuciones o limitaciones impuestas a su libertad religiosa.

InfoCath.com

 

El Vaticano sobre el conflicto entre Israel y Palestina

 
 

Ciudad del Vaticano, 25 julio 2014 (VIS).- El arzobispo Silvano Tomasi, Observador Permanente de la Santa Sede ante la Oficina de las Naciones Unidas y otras Organizaciones Internacionales en Ginebra, intervino el pasado 23 de julio en la XXI Sesión Especial del Consejo de Derechos Humanos dedicada a la cuestión de los territorios palestinos ocupados, incluida Jerusalén oriental.

Mientras crece el número de personas muertas, heridas, arrancadas de sus hogares en el conflicto entre Israel y los grupos palestinos, en particular en la Franja de Gaza, a causa del estruendo de las armas, la mayoría de las víctimas son civiles, los cuales, según el derecho humanitario internacional deberían ser protegidos. Las Naciones Unidas estiman que con las últimas incursiones militares son alrededor del setenta por ciento los civiles palestinos muertos. Es intolerable, como lo son los misiles disparados indiscriminadamente contra objetivos en Israel, porque el clima de violencia prolongada pretende imponer una solución a través de la aniquilación del otro.

El arzobispo recordó que durante su peregrinación a Tierra Santa, Francisco I pidió que se pusiera fin a la inaceptable situación que atañe al conflicto palestino-israelí, porque el servicio al bien común y el valor de la paz, se apoyan en el reconocimiento, por parte de todos, del derecho de dos Estados a existir dentro de unos confines reconocidos internacionalmente.

La aspiración legítima a la seguridad, por una parte, y a condiciones de vida dignas, por otra, con libre acceso a los medios de subsistencia, tales como medicinas, agua, trabajo y vivienda, reflejan un derecho humano fundamental, sin el cual es muy difícil mantener la paz, subrayando que el deterioro de la situación en Gaza nos recuerda constantemente que es necesario llegar a un alto el fuego inmediato y comenzar las negociaciones, correspondiendo a la comunidad internacional llegar a un acuerdo para poner fin a la violencia.

La Delegación de la Santa Sede reitera su opinión de que la violencia sólo traerá más sufrimiento, destrucción y muerte en un momento en que la brutalidad es una práctica común y la violación de los derechos humanos es omnipresente. Por lo tanto, no debemos ser indiferentes sino responder de forma concreta con el fin de que se reconozcan los derechos de todos porque el círculo vicioso de la venganza y las represalias impiden la paz.

InfoCath.com

 

Oración por las víctimas del accidente aéreo en Taiwan

 
 

(RV).- El Santo Padre recibió con profundo pesar la noticia del accidente ocurrido cerca del aeropuerto Magong y envió su más sentido pésame a las familias de las víctimas, asegurando sus oraciones por todos los afectados por esta tragedia e invocando bendiciones de consuelo, fortaleza y paz de Dios.

Así reza el telegrama enviado al Arzobispo de Taipei y Presidente de la Conferencia regional china de Obispos, Mons. John Hun Shan-chuan, firmado por el Cardenal Secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin.

El accidente se produjo cuando un avión en el que viajaban 58 personas, se estrelló al tratar de realizar un aterrizaje de emergencia en medio del mal tiempo. La tragedia ocurrió en las islas de Penghu, también llamadas Pescadores, al oeste de Taiwan.

El portavoz de la Administración de Aviación Civil (AAC) de la isla, Li Wang-li, señaló a una decena de supervivientes trasladados al hospital y a cinco residentes de la aldea de Huxi, que resultaron también heridos al estrellarse el avión, que dañó los edificios en su caída.

El accidente de TransAsia Airways, eleva ya a tres el número de tragedias ocurridas a aeronaves comerciales de líneas asiáticas en lo que va de año, después de la desaparición del avión de Malaysian Airlines que cubría la ruta Kuala Lumpur-Pekín en marzo, y seis días después del siniestro de un aparato de la misma compañía en Ucrania oriental a causa de los violentos combates en la zona que ocasionaron que fuera abatido en vuelo.

(CdM – RV)

InfoCath.com

 

50 Aniversario del Santuario argentino de San Pantaleón

 
 

Ciudad del Vaticano, 24 julio 2014 (VIS).- El santuario argentino de San Pantaleón es un templo del pueblo de Dios que cumple cincuenta años de existencia y al que los peregrinos vienen a venerar a su santo, para pedirle salud y confesar su fe.

Por esta razón, el Santo Padre ha enviado un mensaje a los fieles que el 27 de julio se reúnen en el barrio porteño de Mataderos en Buenos Aires para rendirle culto en su cincuenta aniversario, pidiendo al Señor que les conceda la gracia de seguir acudiendo en peregrinación a este lugar de adoración en la ciudad.

Asimismo, Francisco I recuerda la época en que, como arzobispo de Buenos Aires, visitaba personalmente la parroquia dedicada a este santo médico de Nicomedia, reviviendo las veces que se desplazaba en este día para ayudar a los sacerdotes en sus confesiones, señalando el testimonio de fe por el bien de la iglesia que allí recibiría.

El sumo pontífice concluye asegurando su oración para que todos obtengan en abundancia bendiciones y dones espirituales e invocando su protección.

InfoCath.com

 

El estado de situación en Siria

 
 

(RV).- La tarde del pasado 20 de julio un misil lanzado desde un avión de combate contra el convento franciscano de Yacoubieh, una aldea cercana a la frontera con Turquía, situada en el valle del río Oronte, en la parte noroccidental de Siria, provocó que el edificio de los frailes menores sufriera daños muy graves, afortunadamente sin causar víctimas mortales. El Padre Pierbattista Pizzaballa, Custodio de Tierra Santa, ha señalado que en Yacoubieh se encuentra un centro de acogida que cada día hospeda a unas 200 personas y abastece las exigencias de otras 4.000.

Los informes facilitados por la red siria para los derechos humanos reflejan que la situación sigue siendo extremamente crítica, desde marzo de 2011 los heridos ascienden a un millón cien mil, de los cuales el 45 % son niños, mientras 120 mil personas se ven obligadas a vivir con alguna minusvalía permanente y con complicaciones debidas a la amputación de algún miembro, mientras el número de los fallecidos asciende a 133.586, de los cuales 15.149 son niños.

Siria es un país devastado, y la gente se encuentra casi sin fuerzas. Las escuelas prácticamente no funcionan y en diversas zonas, entre las cuales Alepo, falta el agua desde hace semanas. Sin embargo, la iglesia por el momento puede hacer llegar ayudas a la población directamente, gracias a las donaciones provenientes de Occidente, a través de la Asociación pro Terra Sancta u otras instituciones católicas, aunque sin este apoyo la población no lograría sobrevivir, cada día sirios, iraquíes y palestinos, pertenecientes a las zonas en las que se han concentrado los actuales conflictos en la región, tratan de llegar a Europa arriesgando su vida.

(MFB – RV)

InfoCath.com

 

Irak y la persecución religiosa

 
 

(RV).- Las atrocidades cometidas contra los cristianos en Irak, no tienen nada que ver con el Islam, con sus principios de tolerancia y convivencia, así se ha pronunciado la Organización de la Cooperación Islámica (OCI) que denuncia con firmeza la violencia desatada por la insurgencia sunita del califato islámico instaurado en Mosul, la segunda ciudad más importante del país.

En el comunicado difundido por los países musulmanes, el secretario general de la OCI, el saudita Iyad Madani, ha informado de su disponibilidad para facilitar la asistencia humanitaria necesaria a las personas refugiadas.

Desde hace semanas el grupo radical del estado islamista creado entre el norte de Irak y el este limítrofe con Siria, ha advertido que los habitantes cristianos de Mosul deben convertirse al Islam y pagar un tributo, de lo contrario, se les puede aplicar la pena de muerte, lo que ha provocado su éxodo al kurdistán iraquí y el valle de Nínive.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha advertido que desde el comienzo de la ofensiva de los sunitas, que partió desde el oeste de Fallujah en enero pasado, al menos 5.576 civiles han sido asesinados en Irak, mientras que los heridos ascienden a 11.662.

La situación en Mosul es de extrema gravedad, porque se han ocupado iglesias y conventos, quemado el arzobispado siro-católico e impuesto la conversión al islamismo. Francisco I sigue haciendo lo humanamente posible manteniendo contactos con el nuncio apostólico en Irak y Jordania, Mons. Giorgio Lingua, el arzobispo caldeo y siro-católico de Mosul, Mons. Amel Shamos Nona y Mons. Yohanna Petros Moshe, respectivamente, los obispos iraquíes u otras personalidades religiosas.

(MCM – RV)

InfoCath.com