Caritas Internationalis y Oriente Medio

 

(RV).- Se llevó a cabo el 15 de septiembre una reunión de alto nivel de Caritas Internationalis sobre la crisis en Oriente Medio. A causa de la guerra civil en Siria hay ya más de 13 millones de personas necesitadas de ayuda, dentro y fuera del país. En la franja palestina de Gaza en Israel, se han registrado cuantiosas pérdidas humanas y materiales, e ingentes daños a la población civil, que no han puesto fin al ciclo de violencia. Por otra parte, el conflicto en Irak ha empujado a millones de personas a abandonar sus hogares, y los extremistas están llevando a cabo una limpieza étnica y religiosa en las zonas bajo su control.

Con el aumento de estas necesidades y la disminución de recursos, uno de los objetivos es coordinarse mejor para que se pueda asegurar asistencia a la mayor cantidad de personas, y también instar a los gobiernos, en particular a los que están interviniendo en guerras o permitiendo que se desarrollen, para que detengan sus acciones y apoyen los programas de ayuda. Líbano, Jordania, Turquía y otros países vecinos no pueden hacer frente a esta situación, y eso significa que otras naciones acepten a más refugiados y se comprometan en la defensa de la paz, deteniendo el tráfico de armas y cesando las hostilidades.

Caritas Internationalis ha dado respuesta a las necesidades de prácticamente un millón de personas en los últimos tres años, los afectados por la crisis de Siria, Gaza e Irak, pero el estado de situación sigue siendo crítico, especialmente para los cristianos iraquíes de Mosul y Nínive, porque fueron expusados de sus aldeas y lo han perdido todo.

(GM – RV)

© InfoCath.com

Nuevo Consejo de Superintendencia del IOR

 

Ciudad del Vaticano, 16 septiembre 2014 (VIS).- La Comisión Cardenalicia del Instituto para las Obras de Religión (IOR) ha ultimado la elección de su Consejo de Superintendencia que cuenta con Jean-Baptiste de Franssu (Francia) como presidente, Clemens Boersig (Alemania), Mary Ann Glendon (EE.UU.) y Sir Michael Hintze (Reino Unido), que tomaron posesión de su cargo el 9 de julio de 2014, a los que se añaden ahora los últimos nombramientos de Mauricio Larraín (Chile) y Carlo Salvatori (Italia). Y a estos seis miembros laicos se suma también Monseñor Alfred Xuereb de la Secretaría de Economía.

El IOR es una institución fundada el 27 de junio del 1942 por decreto papal para servir a la Santa Sede y la Iglesia Católica. Sus orígenes se remontan a la “Comisión de Causas Pías”, fundada en 1887 por León XIII, y su propósito, tal como establece el estatuto modificado por Juan Pablo II en 1990, y según las normas relacionadas, es custodiar y administrar los bienes transferidos o asignados por personas físicas o jurídicas que son destinados a obras de religión y caridad.

Por tanto, este ente se esfuerza por servir a la misión de proteger e incrementar su patrimonio, garantizando la prestación de servicios de pago en todo el mundo de la sede apostólica y entidades relacionadas, órdenes religiosas u otras instituciones católicas, del clero, los empleados, así como del cuerpo diplomático acreditado. De este modo, a 31 de diciembre del 2013, estaban confiados al IOR, incluidos depósitos, activos bajo custodia y gestión de carteras, un total de 5.900 millones de euros, y un patrimonio neto de 720 millones de euros.

El IOR tiene sede exclusivamente en el territorio soberano del Estado del Vaticano, y está sujeto a la vigilancia y regulación de la “Autoridad de Información Financiera” (AIF), el organismo de control financiero de la Santa Sede.

Continuación …

© InfoCath.com

Presentación del EMF 2015

 

Ciudad del Vaticano, 16 septiembre 2014 (VIS).- A un año del VIII Encuentro Mundial de las Familias (EMF) que se llevará a cabo en la ciudad de Filadelfia (EE.UU.) del 22 al 27 de septiembre del 2015, el Consejo Pontificio para la Familia presentó en la Oficina de Prensa de la Santa Sede este martes 16 de septiembre el camino de preparación de este evento internacional al que se espera que asistan entre diez y quince mil personas procedentes de todo el mundo.

El acontecimiento está acompañado por un documento oficial, una catequesis que ayuda a los responsables de las parroquias y diócesis, así como a los catequistas u otras personas interesadas a preparar a los católicos para la reunión, en el que se tratan varios puntos, entre ellos, la alianza del matrimonio, la importancia de los hijos, el lugar del sacerdocio y la vida religiosa, el hogar cristiano, el papel de la Iglesia o el testimonio misionero.

El documento constituye la base del EMF desde las conferencias a las sesiones de trabajo, e incluye una oración especial para prepararse, recordatorio de que hoy en día, y a lo largo de la historia, la familia cristiana es el fundamento de la sociedad.

Por otra parte, los eventos preparatorios que se organizarán durante este año y el próximo, relativos a la temática familiar, incluyen, por ejemplo, un seminario sobre familia y pobreza, que tendrá lugar en Roma el 18 de septiembre, en colaboración con Caritas Internationalis, el próximo Sínodo extraordinario sobre la familia en el Vaticano, del 5 al 19 de octubre del 2014, o el congreso internacional de asociaciones o movimientos eclesiales por la familia, del 22 al 24 de enero del 2015.

© InfoCath.com

16 al 22 de septiembre 2014

 

Previsiones de la semana.

(RV).- El martes 16 de septiembre a las 11.30 h. en la Sala de Prensa de la Santa Sede tendrá lugar la presentación del camino de preparación al VIII Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará en la ciudad estadounidense de Filadelfia del 22 al 27 de septiembre del próximo año 2015.

El miércoles 17 de septiembre, memoria litúrgica de San Roberto Bellarmino, jesuita, obispo y doctor de la Iglesia, el Papa celebrará la tradicional audiencia general, a las 10.30 h. en la Plaza de San Pedro, ante la presencia de varios miles de fieles procedentes de numerosos países, interesados en escuchar su catequesis semanal y recibir la bendición apostólica.

Del 17 al 18 de septiembre en la ciudad italiana de Asís, en el Salón Papal de la Basílica de San Francisco, se celebra el Mitin internacional “Nuestra Madre Tierra” sobre medio ambiente, arte y salvaguardia de la creación.

Del 17 al 18 de septiembre en Seúl, Corea, tiene lugar el Summit internacional de la Alianza mundial de las religiones por la paz. En este evento se espera la presencia de más de dos mil personalidades internacionales del mundo político, religioso y académico, así como de organizaciones femeninas y juveniles.

El jueves 18 de septiembre está previsto que el sumo pontífice reciba en audiencia al Presidente de Colombia. Ese mismo día a las 11.30 h. en la Sala de Prensa de la Santa Sede se presenta el “Atrio de los Gentiles” que se realizará en la ciudad italiana de Bolonia del 26 al 28 de septiembre.

Del 18 al 20 de septiembre los obispos de Costa de Marfil estarán en Roma para su visita “ad limina apostolorum”. En esas mismas fechas, en el Aula Pablo VI de la Ciudad del Vaticano, se ha organizado un encuentro internacional patrocinado por el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización y que tratará sobre el proyecto pastoral de la exhortación “Evangelii gaudium” de Francisco I. La tarde del viernes 19 de septiembre a las 16 h. se espera la intervención del Santo Padre.

Del 19 al 21 de septiembre en la ciudad de Toledo, se convoca la 29ª edición de las Jornadas de Pastoral de los Gitanos, organizada por la comisión de migraciones de la Conferencia Episcopal Española.

El sábado 20 de septiembre, Su Santidad recibirá en audiencias separadas, al Presidente de Letonia y Argentina, respectivamente.

El 21 de septiembre, 25° Domingo del Tiempo Ordinario, fiesta de San Mateo, Apóstol y Evangelista, el sumo pontífice visitará la capital de Tirana, en Albania. Ese mismo domingo en la ciudad italiana de Téramo (Italia) a las 10 h. tendrá lugar la celebración de la Santa Misa para la Consagración del nuevo Santuario de San Gabriel de la Dolorosa.

Del 21 al 27 de septiembre en Alemania celebran la Semana intercultural ecuménica organizada por la Conferencia episcopal junto a la iglesia evangélica y greco-ortodoxa.

Del 22 al 25 de septiembre los Obispos de la Conferencia episcopal de Ghana realizan su visita “ad limina” a las tumbas de los apóstoles Pedro y Pablo.

Producción de María Fernanda Bernasconi (hispano@vatiradio.va)

El espacio “Previsiones de la semana”, se transmite los lunes en la emisión informativa de las 11,30 UTC.

© InfoCath.com

El rito del matrimonio y la exaltación de la santa cruz

 

(RV).- En la festividad de la exaltación de la cruz, Francisco I celebró la santa misa con el rito del matrimonio, a las 9 h. en la Basílica de San Pedro, veinte parejas de novios asistieron a la ceremonia ante el Santo Padre para unir sus vidas ante Dios.

En su homilía, el Obispo de Roma recordó que el enlace matrimonial es signo de la vida misma, afirmando que es el sacramento del amor de Cristo por su iglesia, y que encuentra su garantía en la resurrección. Asimismo, el Santo Padre dirigiendo su pensamiento a lo/as esposo/as, les dijo que Dios Padre les entrega a su hijo Jesús, para salvarlos, porque si confían en Él, la fuerza de su gracia regenerará y encauzará su relación conyugal y familiar.

El Papa reafirmó al final de su homilía que el amor de Cristo ofrece a lo/as esposo/as la alegría de caminar juntos, porque eso es el matrimonio en común entre un hombre y una mujer, es decir, ayudarse entre ambos a ser mejores personas, una reciprocidad comprometida.

A la hora del Ángelus dominical, el sumo pontífice recordó a los miles de peregrinos que se habían dado cita en la Plaza de San Pedro, que nosotros exaltamos la santa cruz, porque a través de ella se ha revelado la victoria de Cristo sobre la muerte y el pecado para salvar a la humanidad, tal y como nos lo recuerda el Evangelio de Juan en la liturgia del día. Por esta razón, los cristianos, bendecimos con la señal de la cruz.

En este momento, ha hecho recordar con conmoción a los fieles que en nuestros días muchos son perseguidos y asesinados a causa de su fe, y esto sucede allí donde la libertad religiosa no está garantizada o en países que tutelan  los derechos humanos, pero donde concretamente los creyentes, y de modo especial los cristianos, encuentran limitaciones y discriminaciones.

Después de rezar a la Made de Dios, y antes de saludar a los diversos grupos presentes, Su Santidad dirigió un pensamiento a la República Centroafricana al señalar que en esta nación está a punto de comenzar la misión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, a fin de lograr su pacificación y proteger a la población civil, que está sufriendo gravemente las consecuencias de los conflictos en curso.

También explicó que ayer conmemorando el centenario del inicio de la I Guerra Mundial fue a Redipuglia (Italia), al cementerio austro-húngaro y su monumento militar por los caídos, donde oró por los fallecidos, alrededor de ocho millones soldados y siete millones de civiles. Esto nos hace entender que la guerra es una locura, que sólo aumenta el mal y el saldo de muertes.

(MFB – RV)

© InfoCath.com

El Santo Padre en Redipuglia

 

Ciudad del Vaticano, 13 septiembre 2014 (VIS).- En el centenario del estallido de la Primera Guerra Mundial, Francisco I ha realizado una visita pastoral a Redipuglia, en la provincia italiana de Gorizia, salió en helicóptero a las 8 h. y aterrizó en el aeropuerto de Ronchi poco antes de las 9 h. Desde allí se desplazó en coche al cementerio austro-húngaro de Fogliano donde reposan los restos de caídos en la conflagración.

Finalizada la visita se dirigió al monumento dedicado a la memoria de más de cien mil soldados italianos muertos durante la contienda, junto al monte Sei Busi, cuya construcción comenzó en 1933, fue proyectado por el arquitecto Giovanni Greppi y el escultor Giannino Castiglioni, y se inauguró en 1938.

En este lugar, se ha celebrado la misa, en cuya homilía el Papa volvió a denunciar la locura de la guerra, alimentada por los planificadores del terror, sedientos de dinero. Y esta fuerte advertencia frente al símbolo de la inútil masacre que marcó trágicamente el inicio del siglo XX, se ha unido a la oración por las víctimas de todas las guerras, recordando que los conflictos bélicos tienen como único objetivo la destrucción.

Detrás de cada decisión militar, insistió, está la avaricia, intolerancia y ambición. Pero sobre todo la indiferencia hacia el otro, resumida en la respuesta de Caín a Dios que cuando le pide cuentas de la suerte de su hermano Abel, le responde : «¿A mí qué me importa?». Esto es, constató, el lema de las guerras, millones de vidas truncadas y destrozadas, porque la humanidad no importa.

Una respuesta que incluso hoy continúa resonando detrás de los conflictos y violencias que laceran numerosas regiones del mundo con sus crímenes y masacres. ¿Cómo es posible esto? se preguntó el sumo pontífice. Los intereses, estrategias geopolíticas, codicia y poder priman sobre el ser humano, porque los fabricantes de armas, ven en cada choque armado una ocasión para aumentar sus beneficios, son especuladores de la guerra que corrompen el alma humana, y con ello, lo pierden todo. De aquí su nuevo llamamiento a la conversión, que debe conducir de la indiferencia al arrepentimiento, por los actos atroces cometidos.

Finalizada la eucaristía, y tras recibir el saludo de las autoridades, el Obispo de Roma entregó a los presentes una lámpara de aceite procedente del convento de Asís que encenderán en sus diócesis respectivas durante las celebraciones de la conmemoración. Después, se despidió de todos y regresó a Roma.

© InfoCath.com

El Papa a los obispos del Congo

 

Ciudad del Vaticano, 12 septiembre 2014 (VIS).- La formación de los jóvenes para superar la violencia y desigualdad, la participación de la iglesia en la construcción de la sociedad o la consolidación de la paz, y su misión en ayuda de los más necesitados, son los argumentos principales del discurso de Francisco I entregado esta mañana a los obispos congoleños, al final de su visita ”ad limina”.

La iglesia en la República Democrática del Congo es joven, los menores y adolescentes, en particular, necesitan la fuerza de Dios para resistir las muchas tentaciones de la vida precaria, sin poder estudiar o encontrar trabajo, porque su situación es difícil, sobre todo cuando pensamos en el horror de esos niños soldados que son reclutados en milicias y obligados a matar a sus compatriotas.

Por tanto, es necesario profundizar en la pastoral juvenil, ofreciendo toda la asistencia posible, especialmente a través de la creación de espacios para la formación humana, espiritual y profesional, de modo que descubran su vocación para que los predisponga al encuentro del Señor.

La manera más efectiva para superar la violencia, desigualdad y divisiones étnicas es equipar a los jóvenes con una mente crítica y facilitarles un recorrido basado en los valores del Evangelio. También, habrá que fortalecer la atención en las universidades y escuelas católicas o públicas, conjugando la tarea educativa con el anuncio de la palabra de Dios. De esta manera, frente a la desintegración familiar, causada sobre todo por la guerra y pobreza, es indispensable promover todas las iniciativas destinadas a consolidar la familia como fundamento de la paz.

La fidelidad al Señor implica también participar en la construcción de la sociedad, y una de las contribuciones más valiosas que la iglesia local puede dar a vuestro país, es ayudar a las personas a redescubrir la importancia de la fe en la vida diaria y la necesidad de buscar el bien común, así los líderes de la nación estarán sostenidos por la enseñanza cristiana en su vida personal o en el ejercicio de sus funciones al servicio del estado. Y en este sentido, el magisterio pontificio puede constituir una ayuda indispensable.

El Santo Padre ha exhortado a los prelados a trabajar por el restablecimiento de una solución pacífia, justa y duradera a los conflictos a través del diálogo y reconciliación entre los diversos sectores con el objetivo de consolidar el proceso de desarme, promoviendo una colaboración efectiva con otras confesiones religiosas. También, ha subrayado que en estos momentos cuando el Congo espera acontecimientos políticos importantes para su futuro, es necesario que los cristianos aporten su contribución. En particular, los pastores deben tener cuidado de no ocupar el lugar que corresponde de pleno derecho a los fieles laicos, cuya misión es la de dar testimonio de Cristo en la política u otras áreas de actividades.

Después de resaltar la colaboración con todos los agentes que trabajan en los diversos campos del apostolado, sobre todo de la educación, salud y asistencia, el sumo pontífice se ha referido a la defensa de los valores espirituales y sociales, conminando a que se proporcionen orientaciones basadas en el respeto a la dignidad de la persona humana, es decir, la atención a los pobres y necesitados, así como a los ancianos, enfermos y discapacidados, que deben ser objeto de atenciones adecuadas, e incluso llamando la atención de las autoridades sobre su situación.

El Papa ha concluido exhortando a los presentes a la esperanza, agradeciendo la labor de todos los misioneros, sacerdotes, agentes pastorales, religioso/as y otras personas consagradas que se dedican al servicio de las víctimas de la guerra, especialmente en las zonas más aisladas y remotas del país, recordando en especial a los desplazados internos o que vienen de países vecinos.

© InfoCath.com