Notas de Prensa
Estudio WordPress

Decretos para las causas de los santos

Ciudad del Vaticano, 23 enero 2015 (VIS).- El Santo Padre ha recibido esta mañana en audiencia al cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación de la Causa de los Santos, y ha autorizado la promulgación de los siguientes decretos.

MILAGROS.

– Un milagro atribuido a la intercesión de la venerable sierva de Dios María Teresa Casini, Fundadora de la Congregación de las Hermanas Oblatas del Sagrado Corazón de Jesús, italiana (1864-1937).

MARTIRIO.

– Siervas de Dios, Fidela (en el siglo Dolores Oller Angelats) y dos compañeras, religiosas profesas del Instituto de las Hermanas de San José de Gerona, asesinadas por odio a la fe, entre el 26 y 29 de agosto del 1936, durante la guerra civil española.

– Siervos de Dios Pío Heredia Zubia y 17 compañero/as, de las Ordenes Cisterciense de la Estrecha Observancia (Trapistas) y de san Bernardo, asesinado/as por odio a la fe en 1936, durante la guerra civil española.

– Siervo de Dios Tshimangadzo Samuel Benedict Daswa (Bakali), laico, asesinado por odio a la fe, el 2 de febrero de 1990 en Mbahe (Sudáfrica).

VIRTUDES HEROICAS.

– Siervo de Dios Ladislao Bukowinski, sacerdote diocesano ucraniano (1904-74).

– Siervo de Dios Aloysius Schwartz, sacerdote diocesano americano, fundador de las congregaciones de las Hermanas de María de Banneux y de los hermanos de Cristo (1930-92).

– Sierva de Dios Cointa Jáuregui Osés, monja española, profesa de la Sociedad de María Nuestra Señora (1875-1954).

– Sierva de Dios Teresa Gardi, laica italiana, de la Tercera Orden de San Francisco (1769-1837).

– Siervo de Dios Luís de Trelles, laico español, fundador de la Adoración Nocturna en España (1819-91).

– Sierva de Dios Elisabeth María Satoko Kitahara, laica japonesa (1929-58).

– Sierva de Dios Virginia Blanco Tardío, laica boliviana (1916-90).

12917 vistas total 161 vistas hoy

© InfoCath.com

El sumo pontífice recibe en audiencia a los luteranos

Ciudad del Vaticano, 22 enero 2015 (VIS).- “El hecho de haber venido aquí juntos ya es un testimonio de la importancia de los esfuerzos por la unidad. El hecho de que recéis juntos es un testimonio de vuestra fe, de que sólo por la gracia de Dios podemos lograr la unidad. El hecho de que recéis el Credo juntos, es un testimonio de la única fe común a toda la cristiandad”. Son las palabras que hace treinta años, Juan Pablo II dirigió a la primera delegación ecuménica de la Iglesia Luterana de Finlandia que se encontró con él en el Vaticano, y que esta mañana, Francisco I ha recordado a los miembros de la delegación de esa Iglesia, que se encuentran reunidos en Roma, con motivo de la peregrinación ecuménica anual para celebrar la fiesta de su patrón san Enrique de Upsala. El Papa ha mencionado que este año la visita coincide con la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos.

Se nos recuerda – ha dicho – que la fuente de toda la gracia de Dios y sus dones, transforman a quienes los reciben, convirtiéndolos en testigos de la vida que proviene del Señor. Como nos dice el Evangelio, muchos samaritanos creyeron en Jesús por el testimonio de una mujer, y así es especialmente necesario un testimonio compartido frente a la desconfianza, inseguridad, persecución y sufrimiento que padecen muchas personas en el mundo hoy.

De este modo, los avances en el diálogo teológico entre las iglesias católicas y luteranas reforzadas en la Declaración Conjunta sobre la Doctrina de la Justificación, firmada oficialmente hace quince años entre la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica, siguen en este camino de cooperación, signo e instrumento de la salvación en Jesucristo.

14530 vistas total 161 vistas hoy

© InfoCath.com