Notas de Prensa
Estudio WordPress

El belén y árbol de Navidad, signos de esperanza

Belén y árblo de navidad en la Santa SedeCiudad del Vaticano, 19 diciembre 2014 (VIS).- El Papa recibió esta mañana en la Sala Clementina a una delegación de las provincias italianas de Verona y Catanzaro que este año han ofrecido respectivamente al Vaticano el Belén con las figuras de terracota y el árbol de Navidad que decoran la Plaza de San Pedro y que a partir de esta noche estarán iluminados o a la vista del público.

Los valores del cristianismo, dijo Francisco I, han marcado la cultura, la literatura, la música y el arte de vuestras tierras y todavía hoy constituyen un patrimonio que conservar y transmitir a las generaciones futuras. El nacimiento y el árbol de Navidad, son signos de nuestras familias cristianas, recuerdan el misterio de la encarnación del hijo unigénito de Dios que vino al mundo para salvarnos. Pero, tanto el belén como el árbol llegan a todos, también a los que no creen, porque traen un mensaje de esperanza en nuestra época con el fin de descubrir la sencillez del compartir y la solidaridad. Son una exhortación a la unidad, concordia y paz, a hacer sitio a Dios en nuestra vida personal y social.

El Mesías vino entre nosotros para disipar las tinieblas del error y del pecado, trayendo a la humanidad su luz. Cristo mismo, dirá: “Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no camina entre tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”. Sigamos a esta Luz verdadera para no extraviarnos y para dar esperanza a todos los que atraviesan momentos de dificultad y oscuridad interior.

14134 vistas total 553 vistas hoy

© InfoCath.com

Centenario del Comité Olímpico Nacional Italiano

Celebración en la Basílica de San PedroCiudad del Vaticano, 19 diciembre 2014 (VIS).- El Comité Olímpico Nacional Italiano celebra su centenario. Esta mañana cinco mil directivos y atletas han asistido a una misa en la basílica de San Pedro al final de la cual el Santo Padre les ha encontrado y dirigido un breve discurso, recordando en primer lugar que celebramos juntos un aniversario importante para el deporte italiano.

Después, Francisco I señaló que desde hace cien años el CONI promueve y organiza el deporte en Italia no solo en función de las Olimpíadas sino valorizando su dimensión popular, social y educativa, lo hace inspirándose en los principios de la Carta Olímpica, que coloca entre sus objetivos principales la centralidad de la persona y su desarrollo, la dignidad humana, además de contribuir a la construcción de un mundo mejor y más pacífico, educando a la juventud a través del deporte, practicado sin discriminación de ninguna clase, lo que exige comprensión mutua y espíritu de solidaridad.

Desde siempre el deporte ha favorecido una universalidad caracterizada por la fraternidad entre los pueblos, de concordia y paz entre las naciones, de respeto y tolerancia de las diferencias. Todo acontecimiento deportivo, sobre todo las olimpíadas, donde se confrontan representantes de naciones con historias, culturas, tradiciones, credos y valores diversos, puede convertirse en una fuerza capaz de abrir nuevos caminos, a veces inesperados, para superar conflictos causados por la violación de los derechos humanos.

El lema olímpico no es una incitación a la supremacía de una nación sobre otra, de un pueblo sobre otro y tampoco de la exclusión de los más débiles y menos tutelados, al contrario, representa el reto al que todos estamos llamados, no solamente los atletas, es decir, el de asumir la fatiga, el sacrificio, para alcanzar las metas importantes de la vida, aceptando nuestros límites sin dejarnos bloquear por ellos, sino intentando superarlos.

El sumo pontífice alentó a los miembros del CONI a proseguir con su tarea en las escuelas y en el mundo del trabajo, para favorecer un deporte accesible a todos, atento con los más desfavorecidos y con las franjas más precarias de la sociedad, con un deporte que incluya a las personas con discapacidades, a los extranjeros, a los que viven en las periferias o necesitan lugares de encuentro y sociabilidad.

Por último, el Obispo de Roma recordó que el CONI fue el primer comité olímpico nacional, al que siguieron más tarde otros, que incluyó en su organización un capellán. Es una presencia que manifiesta la cercanía de la iglesia inculcando también entre los deportistas el sentido de la fuerza del espíritu. Efectivamente, así lo entendieron muy bien los santos que supieron interpretar la constancia, la determinación, el reto y el límite más allá de sí mismos con su esperanza puesta en Dios.

14042 vistas total 549 vistas hoy

© InfoCath.com

El Papa a los nuevos diplomáticos ante la Santa Sede

Ciudad del Vaticano, 18 de diciembre 2014 (VIS).- El Santo Padre recibió esta mañana en la Sala Clementina las cartas credenciales de los nuevos embajadores ante la Santa Sede : Vaanchig Purevdorj de Mongolia, Sean Mcweeney de Bahamas, Edward Lambert de Dominica, Philip Sang’ka Marmo de Tanzania, Louise Bang Jespersen de Dinamarca, Dato’ Mohd Zulkephli Bin Mohd Noor de Malasia, Francois Xavier Ngarambe de Ruanda, Jari Petteri Luoto de Finlandia, Janet Lowe de Nueva Zelanda, el Jeque Mouclary Diarra de Mali, Kokou Nayo Atsumikoa M’Beou de Togo, Shameem Ahsan de Bangladesh y la Jequesa Moza Bint Nasser bin Ahmad Ali Al-Thani de Qatar.

Después de darles la bienvenida y saludarles les ha dirigido unas palabras de respeto y acogida esperando que su trabajo diplomático encaminado a llevar la paz a los pueblos, sea bendecido por Dios y ofrezca los resultados que se espera de ellos y su noble tarea.

El Santo Padre el sábado por la mañana, también recibe en audiencias sucesivas las cartas credenciales de tres nuevos embajadores. Su Alteza Real Jaime Bernardo Príncipe de Bourbon de Parme, Embajador de los Países Bajos, Clelio Galassi, Embajador de la República de San Marino, y Eduardo Félix Valdés, Embajador de la República de Argentina.

13781 vistas total 549 vistas hoy

© InfoCath.com