Notas de Prensa

Francisco I se reúne con Angela Merkel

(RV).- El Santo Padre recibió la mañana del sábado en audiencia a Angela Merkel, Canciller Federal de Alemania que posteriormente se encontró con el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, y al arzobispo Paul Richard Gallagher, Secretario para las Relaciones con los Estados. 

Durante los coloquios, que han transcurrido en un clima de cordialidad, se prestó una atención especial a algunos temas de carácter internacional, en particular a la lucha contra la pobreza, el hambre y la explotación de los seres humanos, así como en favor de los derechos humanos, los desafíos de la salud en el mundo y la defensa del medio ambiente.

Tambíen se habló de la libertad religiosa, mencionando la importancia de los valores espirituales en la cohesión social. Por último, se trató de la situación en Europa, subrayando en particular el compromiso para lograr una solución pacífica en el conflicto de Ucrania.

(RC – RV)

7208 vistas total 98 vistas hoy

© InfoCath.com

Audiencia papal con diocesanos de Cassano

Ciudad del Vaticano, 21 de febrero 2015 (VIS).- El Papa recibió esta mañana en el Aula Pablo VI a más de siete mil personas procedentes de la diócesis italiana de Cassano, situada en la región de Calabria, una tierra que Francisco I visitó el año pasado en junio, cuya iglesia acoge ritos y tradiciones diversas.

El Santo Padre saludó a los representantes de las diversas asociaciones que en esos lugares se ocupan de las personas con problemas de dependencia, a través de centros y hogares como la comunidad de Emmanuel, recordando su encuentro con los detenidos del penitenciario de Castrovillari, los enfermos y el pueblo, en la llanura de Síbaris.

En sus palabras hizo una reflexión afirmando que no se puede ser cristianos y al mismo tiempo atentar contra la dignidad de las personas, porque los que pertenecen a nuestras comunidades no pueden justificar los actos de violencia. La religiosidad debe ir acompañada de una conversión real y pública para considerarse en comunión con Cristo, lo que se contradice con la maldad y arrogancia típica de los criminales, que hacen de la ilegalidad su estilo de vida. Por tanto, los que han elegido el camino del mal y están afiliados a organizaciones de la mafia no pueden pertenecer a la iglesia.

A continuación, señaló que es necesario el compromiso valiente de todos, empezando por las instituciones, sin detenerse frente a aquellos que por mero interés mezquino y personal, siembran el egoísmo o la injusticia. Nuestro tiempo tiene necesidad de esperanza, y para ello, hay que dar signos concretos de solidaridad a los que viven la experiencia del dolor y sufrimiento, ante la desesperación de muchos jóvenes y sus familias, o las nuevas formas de pobreza, debemos oponernos a la cultura de la muerte y ser testigos del evangelio de la vida.

5474 vistas total 98 vistas hoy

© InfoCath.com

El sumo pontífice a los obispos de Ucrania

Ciudad del Vaticano, 20 febrero 2015 (VIS).- La audiencia que el Papa ha tenido hoy con los obispos ucranianos, al final de su visita “ad Limina” tiene lugar en una situación de grave y prolongado conflicto para ese país que sigue cobrándose muchas vidas inocentes y causa un gran sufrimiento a toda la población.

El Santo Padre se ha encontrado en la Sala Clementina del Palacio Apostólico con los prelados de la Conferencia Episcopal de Ucrania, la iglesia greco-católica ucraniana y al obispo de Mukachevo, de rito bizantino, y en su discurso les ha asegurado sus oraciones por los difuntos y afectados por la violencia, suplicando al Señor que les conceda la paz, apelando a todas las partes interesadas para que se apliquen las iniciativas alcanzadas de mutuo acuerdo, se respete el principio de derecho internacional, y en particular, se observe la tregua firmada y todos los demás compromisos que son condiciones necesarias para evitar las hostilidades.

Conozco los acontecimientos históricos que han marcado vuestra tierra y están todavía presentes en la memoria colectiva. Son cuestiones que tienen en parte una base política, y a las que no estáis llamados a dar respuesta directa. Pero también hay tragedias sociales y culturales que esperan vuestra contribución directa y positiva. En tales circunstancias, lo importante es escuchar con atención las voces procedentes del territorio, donde viven las gentes confiadas a vuestro cuidado pastoral. Escuchando a vuestro pueblo, os hacéis cargo de su patrimonio ético y los valores que lo caracterizan de colaboración y capacidad de arreglar las controversias. En pocas palabras, la búsqueda de la paz es posible.

El Santo Padre recuerda que a nivel local, los prelados tienen entre ellos acuerdos específicos y prácticos como herederos de dos tradiciones espirituales legítimas, la oriental y latina, que son extensivos a los cristianos presentes en sus comunidades, subrayando que esta actitud al igual que un deber, también es un honor que merece ser reconocido, incluso frente a dificultades graves y complejas. La Santa Sede está a vuestro lado en los foros internacionales, para que se comprendan vuestros derechos, preocupaciones y principios, buscando además la forma de salir al encuentro de las necesidades pastorales en las estructuras eclesiásticas que han tenido que enfrentar nuevos problemas.

La crisis que atraviesa Ucrania ha tenido indudablemente, un grave impacto en la vida de las familias, a lo que hay que unir las consecuencias de ese malentendido sentido de la libertad económica que ha permitido la formación de un pequeño grupo de personas que se han enriquecido enormemente a expensas de la gran mayoría de los ciudadanos. La presencia de este fenómeno, de diversas formas, por desgracia, ha corrompido incluso a las instituciones públicas, y ha generado pobreza en una tierra rica. Por eso, Francisco I ha exhortado a los presentes a no dejar nunca de lado las consideraciones de la fe y responsabilidad pastoral, porque el sentido de justicia, antes que político o económico, es moral y espiritual, sobre todo con los pobres, desempleados, enfermos, ancianos, inválidos y personas desplazadas.

Después les ha animado a anunciar con constancia el Evangelio y a prestar atención a las vocaciones al sacerdocio y la vida consagrada, conscientes de las circunstancias históricas que pesan sobre las relaciones mutuas. En este sentido, la diversidad de ritos y tradiciones necesita de la unidad del episcopado, porque además de dar testimonio ante el Pueblo de Dios, representa con las autoridades públicas un servicio a la nación, cuyo esfuerzo ecuménico de cooperación ayudará a la comunión entre todos los cristianos y al bien común.

6412 vistas total 98 vistas hoy

© InfoCath.com