Notas de Prensa
Estudio WordPress

Francisco I rememora su viaje a Asia

Ciudad del Vaticano, 21 enero 2015 (VIS).- Antes de dirigirse al Aula Pablo VI para celebrar la Audiencia general como cada miércoles, el Papa, siguiendo una tradición centenaria, bendijo dos corderos en el atrio de la “Domus Sanctae Marthae” cuya lana se empleará para confeccionar los palios impuestos a los nuevos arzobispos el 29 de junio durante la solemnidad de los Santos Pedro y Pablo.

Francisco I dedicó la catequesis de hoy para hablar de su viaje apostólico a Sri Lanka y Filipinas, sobre el primer destino, ha explicado que el momento culminante fue la canonización del misionero José Vaz, porque su ejemplo de santidad y caridad por el prójimo continúa inspirando a la iglesia en su apostolado y misión, añadiendo que como él y en la actualidad todos los cristianos estamos llamados a proponer la verdad salvífica del Evangelio, en el mismo contexto plural o religioso. Y sobre la reunión con las autoridades dijo haber destacado la importancia del diálogo, el respeto por la dignidad humana, o el esfuerzo por involucrar a todo el mundo para encontrar soluciones adecuadas en favor del bien común. También, comentó con respecto a los líderes religiosos que se han confirmado las relaciones existentes entre las diferentes comunidades.

En cuanto a Filipinas, reiteró que el principal propósito de la visita fue expresar su cercanía con aquellas personas que sufrieron la devastación por causa de los tifones en la región. El Santo Padre señaló su encuentro con las familias en Manila, que se enfrentan a diario con muchas dificultades o viven en la pobreza extrema, y por último, dedicó unas palabras a los jóvenes.

Al finalizar la audiencia el sumo pontífice lanzó un llamamiento por las víctimas de los acontecimientos de los últimos días en Níger, invocando al Señor la protección de Dios ante la violencia, opresión y destrucción, a la espera de restablecerse las condiciones de respeto y coexistencia pacífica en el país.

8372 vistas total 1814 vistas hoy

© InfoCath.com

La misión de los Jesuitas en Vietnam

(RV).- El pasado domingo concluyó en Vietnam el Año Santo convocado el 18 de enero del 2014 para conmemorar los cuatrocientos años de la llegada de los primeros jesuitas a esta nación. En efecto, era en 1615 cuando los hijos espirituales de San Ignacio, acompañados por algunos cristianos japoneses, desembarcaron en el puerto de Hôi An, y se establecieron en Cua Han, cerca de Da Nang, para escapar de la persecución contra los cristianos en Japón. Vietnam por aquel entonces estaba subdividido en dos reinos, Tonkín, en el norte, y Cochinchina en el sur.

Después de 158 años de su llegada, los jesuitas desaparecieron de este país hasta su regreso en 1957, por invitación del gobierno sudvietnamita con el fin de ayudar a desarrollar las universidades. En 1975, cuando la guerra entre el sur y el norte concluyó con la victoria del régimen comunista, todo volvió a cambiar, muchos fueron expulsados o encarcelados casi inmediatamente, mientras otros fueron enrolados en el ejército u obligados a trabajar en las granjas estatales.

Hoy hay 210 Jesuitas, 140 de los cuales en formación. El estado limita sus actividades en las escuelas, la universidad u otras actividades sociales. En Ho Chi Minh más de tres mil personas participaron, en las celebraciones organizadas para recordar la llegada de los religiosos de la Compañía de Jesús, y Monseñor Cosma Hoang Van Dat, obispo de Bac Ninh, diócesis cercana a Hanoi, celebró la Santa Misa en la sede principal de los jesuitas que se encuentra en Thu Duc, un suburbio de la ciudad.

(MFB – RV)

8801 vistas total 1814 vistas hoy

© InfoCath.com

El Papa regresa a Roma

Ciudad del Vaticano, 19 enero 2015 (VIS).- Esta mañana Francisco I celebró en privado una Misa en la nunciatura apostólica en Manila. Poco después, se desplazó en papamóvil hasta la “Villamor Air Base” saludando a los fieles que han salido a la calle para despedirlo.

Al llegar al aeropuerto fue recibido en el pabellón Presidencial por Benigno Aquino, presidente de Filipinas, y juntos se dirigieron a los pies del avión donde se llevó a cabo la ceremonia de despedida ante algunas autoridades civiles y un millar de personas. El avión despegó a las 10 h. rumbo a Italia, y está previsto que aterrice en el aeropuerto romano de Ciampino a las 17.40 h.

Como es su costumbre antes de dirigirse al Vaticano el Papa se detendrá en Santa María la Mayor para rezar ante la imagen de la Virgen tan venerada por los romanos y agradecerle por este nuevo viaje apostólico.

11083 vistas total 1808 vistas hoy

© InfoCath.com