Notas de Prensa

El díalogo ecuménico entre cristianos e hindúes

 

Ciudad del Vaticano, 20 octubre 2014 (VIS).- Cristianos e hindúes : juntos para promover la cultura de la inclusión; es el tema del mensaje dirigido a los seguidores del hinduismo por el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, con motivo de Deepavali, la fiesta de la luz, que este año se celebra el 23 de octubre.

Es cierto que la globalización ha abierto muchas fronteras innovadoras y ofrecido nuevas oportunidades para el desarrollo, entre las cuales, mejores servicios educativos y sanitarios, favoreciendo la toma de conciencia sobre la necesidad de una mayor justicia social en el mundo, hasta el punto de que nuestro planeta se ha convertido verdaderamente en una aldea global, gracias a los modernos medios de comunicación y transporte. Pero también hay que decir que la globalización no ha logrado su objetivo principal, que era integrar a las poblaciones locales. Más bien, ha repercutido considerablemente en muchos pueblos haciéndoles perder su propia identidad sociocultural, económica y política.

Los efectos nocivos se han notado en todo el mundo, incluso en las comunidades religiosas que están estrechamente unidas a las culturas circundantes. De hecho, ha contribuido a la fragmentación de la sociedad y al crecimiento en el ámbito religioso del relativismo y sincretismo, así como a la privatización de la religión. La violencia étnica y tribal en varias partes del mundo son amplias manifestaciones de la incertidumbre e inseguridad que vivimos, muy extendidas entre la gente, especialmente entre los pobres y marginados excluidos de los beneficios globales.

Sus consecuencias negativas así como la propagación del materialismo y consumismo, han provocado más indiferencia con respecto a las necesidades y sufrimientos de otros. Y esto, ha desembocado en una cultura que excluye y niega los derechos de los pobres, marginados e indefensos, disminuyendo las oportunidades y recursos que están a su disposición en el conjunto de la sociedad. Se les trata como algo irrelevante considerándolos una carga innecesaria e inútil. En muchos sentidos, la explotación de menores y mujeres, el abandono de los ancianos, enfermos o discapacitados, los migrantes y refugiados, la persecución de las minorías son evidentes a causa de esta cultura de la exclusión.

© InfoCath.com

625 vistas en total ... 296 vistas hoy ...

Consistorio sobre los cristianos perseguidos

 

(RV).- El Papa presidió esta mañana a las 9 h. un Consistorio Ordinario Público para la presentación de dos causas de canonización. Se trata de José Vaz y María Cristina de la Inmaculada Concepción.

Sin embargo, el Santo Padre aprovechó la ocasión para informar al Colegio Cardenalicio sobre la actual situación de la minoría cristiana en Oriente Medio y sobre el empeño de la iglesia por la paz en esa región.

Esta reunión puede considerarse una continuación de la mantenida entre el 2 al 4 de octubre para tratar el tema de Oriente Medio, que se celebró entre los mayores representantes de la Curia romana y los Nuncios Apostólicos en el área, y que ha permitido a la Santa Sede analizar la cuestión para volver a reafirmar la necesidad de evitar una solución militar.

En este contexto, se ha realizado un intercambio de opiniones entre los purpurados y los patriarcas orientales manifestando que los cristianos en aquellos países, tienen necesidad de un verdadero apoyo diplomático con la voluntad de favorecer la resolución de los conflictos a través del esfuerzo político, para facilitar la mayor ayuda posible a las comunidades cristianas y con el fin de sostener su permanencia en la zona desde hace dos mil años.

Los últimos acontecimientos, sobre todo en Irak y Siria, son muy preocupantes, porque asistimos a un fenómeno de terrorismo en el que las minorías religiosas son perseguidas y sacrificadas, algo injusto que requiere, además de nuestra constante oración, una respuesta adecuada por parte de la comunidad internacional.

(MFB – RV)

© InfoCath.com

1453 vistas en total ... 291 vistas hoy ...

Francisco I beatifica a Pablo VI

 

(RV).- Este 19 de octubre del 2014, en la Santa Misa con ocasión de la conclusión del Sínodo extraordinario sobre la familia ha sido beatificado Giovanni Battista Montini, coincidiendo con la Jornada Misionera Mundial. En la plaza de San Pedro, el Obispo de Roma anunció asimismo que la fiesta litúrgica del nuevo beato será el 26 de septiembre, fecha de su nacimiento. Y como se había anunciado estaba presente también el Papa emérito Benedicto XVI, quien fue creado cardenal por Pablo VI.

Francisco I comenzó su homilía recordando uno de los pasajes del Evangelio: «Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios» (Mt 22,21). Jesús responde con esta frase a la provocación de los fariseos que querían ponerlo a prueba. Jesús pone el acento en la segunda parte, lo cual quiere decir reconocer y creer firmemente, frente a cualquier tipo de poder. Ésta es la novedad perenne que hemos de redescubrir cada día, superando el temor que a menudo nos atenaza.

Lo hemos visto en estos días durante el Sínodo extraordinario de los Obispos, en el que pastores y laicos de todas las partes del mundo han traído la voz de sus iglesias particulares para ayudar a las familias de hoy a seguir el camino del Evangelio. Ha sido una experiencia, en la que se ha vivido la sinodalidad y colegialidad, que con la fuerza del Espíritu Santo, guía y renueva las promesas del Señor para con su pueblo.

Asimismo, a la hora del ángelus dominical en este día en que se celebra la Jornada Misionera Mundial, el Santo Padre recalcó que Pablo VI fue un valiente defensor de la misión “ad gentes”, porque en sus quince años de pontificado daría un fuerte impulso a la cooperación misionera, continuando con un compromiso que ya había manifestado como arzobispo de Milán.

También, en su Exhortación Apostólica “Evangelii Nuntiandi” manifiesta un claro compromiso de evangelización, o en su Motu Proprio “Ecclesiae Sanctae”, por el que concretarían las normas de aplicación de los decretos del Concilio Vaticano II. Junto a estos documentos no podemos pasar por alto la gran cantidad de cartas, mensajes y discursos, a todos los niveles y en las ocasiones más diversas, sobre su responsabilidad con las obras misionales pontificias. Fue el primer Papa en visitar todos los continentes : Tierra Santa e India en 1964, Europa en 1967, América en 1968, Africa en 1969, u Oriente y Oceanía en 1970, exhortando a todos a tomar conciencia de su misión en el mundo.

Por último, tras saludar a los fieles y peregrinos, con su pensamiento en las diferentes delegaciones oficiales, en particular de las diócesis de Brescia, Milán y Roma, relacionadas de modo significativo a la vida y ministerio de Pablo VI, agradeció a todos su presencia y exhortó a seguir fielmente sus enseñanzas o ejemplo en nuestro tiempo, señalando la importancia de este sumo pontífice que fue quien proclamó a la Virgen María, como madre de toda la iglesia.

(CdM y MFB – RV)

© InfoCath.com

2910 vistas en total ... 295 vistas hoy ...