Una pastoral de la comunicación social

(RV).- El padre Antonio Grande, de la diócesis de Rafaela en Argentina, que actualmente realiza el servicio de rector del Colegio Sacerdotal y de la Iglesia Argentina en Roma, nos sigue hablando de la nueva Evangelización según el espíritu de Aparecida durante la V Conferencia del CELAM (2007).

Observo el gran servicio que los diversos medios de comunicación social ofrecen a las personas de nuestro tiempo para el intercambio de conocimientos y experiencias. Ello pide que se hagan conscientes los diversos peligros y la necesidad de un discernimiento de las propuestas que se ofrecen. A los educadores en general les compete la formación de un sentido crítico de las noticias u opiniones que por ellos se presenta. Tarea sobre todo a favor de los niños, jóvenes y más desprotegidos, para que puedan usar de estos medios como herramientas complementarias en su búsqueda de la verdad y del entendimiento mutuo con los otros.

La revolución tecnológica y los procesos de globalización conforman el mundo actual como una gran cultura mediática. Esto implica una capacidad para reconocer los nuevos lenguajes, que pueden ayudar a una mayor humanización y configuran un elemento articulador de los cambios de la sociedad (A 484).

Aparecida invita a hacer consciente esta realidad cultural, a observar y elaborar una comprensión que influya con fuerza en el modo de pensar, relacionarse y tomar decisiones de muchas personas. Convoca a los bautizados a asumir el desafío de crecer en una vida digna, guiados por los valores del Evangelio con el uso de los nuevos medios de comunicación, según las propias posibilidades.

El primer anuncio, la catequesis o el ulterior ahondamiento de la fe, no pueden prescindir de esos medios, ellos ofrecen la posibilidad de extender la Palabra de Dios, haciéndola llegar a millones de personas. Con ellos la Iglesia proclama desde las azoteas (cf. Mt 10,27; Lc 12,3) el mensaje del que es depositaria, encuentra una versión moderna y eficaz para hablar a las multitudes (A 485; EN 45).

Evangelizar es responsabilidad de todos. En su reciente viaje a Brasil, en un breve mensaje desde la radio de la arquidiócesis de Río de Janeiro, el Papa Francisco retomó la imagen de que los medios de comunicación son un púlpito abierto a la proclamación del Evangelio, ya usado por Pablo VI (EN 45), y propio del documento de Aparecida.

Yo diría que una radio católica hoy, es donde podemos anunciar a Jesucristo. Que todos trabajemos por el Evangelio y la solidaridad, palabra que tratan de dejarla de lado siempre porque es molesta y que, sin embargo, refleja los valores humanos y cristianos que hoy se nos piden para ir contra la cultura de la exclusión, que deja siempre fuera a la gente, a los que no sirven ni producen.

Continuación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *