Concluimos el año del Señor 2013

(RV).- A las cinco de la tarde, Francisco I presidió en la Basílica de San Pedro las primeras vísperas de la Solemnidad de María Santísima, con la adoración y bendición eucarística. Se trató de la última celebración del año 2013, en acción de gracias y para invocar que el 2014 lo comencemos en el nombre de Nuestro Señor.

En su homilía, el Santo Padre comenzó recordando que el apóstol Juan define el tiempo presente de modo preciso : “Ha llegado la última hora”. Y explicó que esta afirmación – que se lee en la Misa del 31 de diciembre – significa que con la llegada de Dios en la historia estamos ya en los tiempos “últimos”, después de los cuales, el paso final, será la segunda y definitiva venida de Cristo.

Al final de su homilía, agradeció al Señor por todos los beneficios que ha dispensado y, sobre todo, por su paciencia y fidelidad, que se manifiestan en plenitud cuando el Padre celestial envia a su hijo, nacido de la Virgen. Que la Madre de Dios, en cuyo nombre iniciamos un nuevo tramo de nuestro peregrinaje hacia el reino de los cielos, nos enseñe a acoger a Jesús.

Al término de la celebración el Obispo de Roma fue a la Plaza de San Pedro para detenerse en oración ante el pesebre y saludar a los numerosos fieles y peregrinos allí reunidos.

(María Fernanda Bernasconi – RV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *